Feminismo para principiantes de Nuria Varela | Reseña

2878998

¿Quiénes eran las sufragistas? ¿De dónde sale el feminismo radical? ¿Por qué se habla de marxismo y feminismo como de un matrimonio mal avenido? ¿Por qué el feminismo ha sido vilipendiado y ridiculizado?
¿Por qué las feministas han sido tratadas de «marimachos», feas o mujeres insatisfechas sexualmente? ¿Cómo y dónde surge la expresión «violencia de género»? ¿Qué relación existe entre el feminismo y los accidentes de tráfico?¿En qué consiste la masculinidad?
A partir de estos interrogantes, y otros muchos, la autora repasa tres siglos de hacer y deshacer el mundo y de alumbrar líderes fascinantes, y narra la aventura de una agitación social que ningún otro movimiento ha conseguido mantener durante tanto tiempo.

Ser mujer es factor de riesgo

Terminado de leer 05/06/2017

Estoy muy-muy feliz porque este mi primer libro feminista (que habla abiertamente sobre el feminismo) leído. 

«No se trataba de enfrentar a las mujeres contra los hombres; los hombres formarían parte de la organización, aunque serían las mujeres las que llevarían la voz cantante.»

Punto y aparte hasta allí me llega la felicidad porque: a) pasé una lloradera horrible cuando leí las historias de mujeres feministas (las que lo eran a conciencia y las que como Simone de Beauvoir, se descubrieron siéndolo de camino) alrededor del mundo que en su lucha fueron asesinadas, vilipendiadas o incluso por el propio escarnio, obligadas a terminar con sus vidas, mientras que de pasada sufrían la represión del patriarcado en su máxima expresión. 

Estas mujeres sufrieron gente lectora. Si ya de por sí a la mujer históricamente siempre le ha tocado lo atroz, innombrable y que debería ser inimaginable en nuestra sociedad tan "desarrollada", estas mujeres lo tenían incluso (si era posible, y sí que lo era) peor porque alzaban sus voces para denunciar los abusos y reclamar los derechos. 

No se confundan, este es un libro que señala hechos, nos lo informa de manera histórica tal y cual sucedieron, y no apuesta al drama. ESTAS COSAS PASARON, y al saber que sucedieron en la vida real misma es que me llega al corazón y me lo rompe, se me llena el cuerpo de escalofríos al pensar las atrocidades que se cometieron en contra de mis congéneres. No imaginan el desasosiego que produce saber lo crudo de la historia de la mujer, y de las mujeres feministas. 

El otro punto, b) es que: SER MUJER ES FACTOR DE RIESGO y como el patriarcado nos sigue jodiendo la vida, nos ha metido la más grande las mentira: "el feminismo ya no es necesario" "ya hay igualdad" "ya se logró todo lo que necesitábamos" y nos hace pensar que esas descorazonadoras historias de las mujeres son cosa del pasado, pero lamentablemente no es así. 

El feminismo está más vigente que nunca (y es una realidad que este libro me restregó en la cara) porque vuelvo y me repito: SER MUJER ES FACTOR DE RIESGO, (sí, los hombres también son asesinados, pero no lo son por el hecho de ser hombres y por lo general estos asesinatos involucran un arma; en cambio a la mujer se le mata a palizas, estrangulada y muy probablemente antes ha sido violada) por lo que me enjuago las lágrimas de la cara, me miro en el espejo y sé que soy feminista, porque las feministas del pasado no tuvieron elección (esas que rompieron vitrinas, causaron grandes daños materiales, pero nunca mataron o hirieron a nadie) yo tampoco la tengo y espero que un día no tengan que haber más feministas que no tengan elección más que serlo porque deben luchar por sus derechos, porque yo misma soy feminista y porque aspiro ver un mundo en el que ya no sea necesario el feminismo. 

«Contribuyó a construir un mundo en el que las mujeres están satisfechas de ser mujeres y se sienten libres de poder amar de verdad a los hombres.»

Ahora, ya pasando de la lloradera y de las revelaciones cósmicas acerca de mí, de mi ser y de mi ser femenino (que a la autora claro que no se le olvida pasar por Simone de Beauvoir y su "la mujer no nace, se hace") pasamos a lo que nos acontece en materia: el libro.

Debo decir que sí, estoy muy encantada con el libro, nos explican de pi a pá todas las olas del feminismo, llevamos tres siglos (y contando) de toda la vida de la especie humana, apenas tres siglos de lucha por la liberación de la mujer (y aparece entonces aparece algún individuo salvaje a hablar de privilegios femeninos *extreme roll eyes*) pero bueno, quitando que todavía tenemos regulada la libertad reproductiva (en algunos lugares el aborto es todavía ilegal, shhhhh) debo decir que me parece que la autora compila de forma muy completa mucho de lo que debemos saber del feminismo, no todo claro, porque la teoría del feminismo es muy extensa, pero se nota que se le puso ganas. 

La autora no sólo explica con mucha diligencia las olas del feminismo, sino que nos presenta a (si no todas) al menos una gran cantidad de mujeres feministas que hicieron y forjaron esa historia, como Sojourner Truth, que nos recuerda que el feminismo debe ser interseccional, con el famoso discurso que pronunció en la Convención de los derechos de la mujer de Ohio, "¿No soy yo una mujer?"

También nos explica los retos actuales de la mujer, las amenazas e injusticias que enfrenta; la falta de educación sexual entre las clases marginadas, la explotación laboral, los feminicidios y como todo esto pasa bajo la proverbial alfombra patriarcal, porque "el feminismo ya no es necesario".

Pero por supuesto no todo es perfecto, si de algo tengo que quejarme ( y yo siempre tengo que) es la falta de interseccionalidad del libro. 

El libro se titula "Feminismo para principiantes", pero yo digo, ¿de qué le sirven los casi dos cuartos de libro dedicados al feminismo español, a por ejemplo, una feminista musulmana? 

Creo que la autora cae en el error de pensar que el femenismo blanco eurocentrista es el único que existe y que nos representa a todos por igual. Ciertamente es bueno saber, incluso del feminismo de otras fronteras, pero si vas a darme un título tan genérico como "Feminismo para principiantes", tienes que cubrirme todas las posibles facetas del feminismo, así sea de a poquito. Como latina e hispanohablante al menos yo me sentí defraudada. 

Okay, la señora es española y los escritores hablan primero de lo que conocen, pero los buenos escritores hablan de lo que conocen y todavía más. 

¿No podía al menos hablarme del feminismo para las latinas ya que en su mayor parte compartimos lengua? Lo poco que mostró de este lado del charco era porque de alguna manera España estaba involucrada directamente. Si le dio una lamida al feminismo latinoamericano fue de pura casualidad. Me decepcionó mucho esto.

Pero creo que obviando este hecho, es un libro muy completo aunque bastante resumido, porque teoría feminista hay, y mucha, pero me quedo con muchas referencias para futura investigación, y nombres. A partir de la lectura de este libro, ya me doy una idea de cuales serán mis próximas lecturas feministas. 

Lo bueno: Ofrece una buena base en la que asentar el feminismo de una.

Lo malo: Lo eurocentrista.

Lo feo: Falta interseccionalidad y que le cambien el título, pónganle: "El feminismo a través de una feminista española", "Feminismo: caso España". Pero no "Feminismo para principiantes", es muy redundante y ella es muy específica, aporta datos y cifras a partir de casos de su país.

P.S.: LÉANLO.

P.S.2.: Quédense con esto: 

Lo que los hombres feministas piensan que debería ser el feminismo de una mujer:

Por cada mujer fuerte, cansada de tener que aparentar debilidad, hay un hombre débil cansado de tener que parecer fuerte.
Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre agobiado por tener que aparentar saberlo todo.
Por cada mujer cansada de ser calificada como «hembra emocional», hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y a ser delicado.
Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite, hay un hombre que se ve obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.
Por cada mujer cansada de sentirse un objeto sexual, hay un hombre preocupado por aparentar que está siempre dispuesto.
Por cada mujer que se siente atada por sus hijos, hay un hombre a quien se le ha negado el placer de la paternidad.
Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o salario satisfactorio, hay un hombre que debe asumir la responsabilidad económica de otro ser humano.
Por cada mujer que desconoce los mecanismos de un automóvil, hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar.
Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que redescubre el camino a la libertad.

Lo que implica el feminismo de una mujer: 

Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre que aparenta saberlo todo porque eso le da poder.
Por cada mujer cansada de ser calificada como «hembra emocional» , hay un hombre que aparenta ser fuerte y frío para mantener sus privilegios.
Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite, hay un hombre al que no le importa pisar a quien sea con tal de ser el primero.
Por cada mujer cansada de sentirse un objeto sexual, hay un hombre que disfruta utilizando a las mujeres para su placer.
Por cada mujer que se siente atada por sus hijas e hijos, hay un hombre que disfruta de tiempo libre a su costa.
Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o salario satisfactorio, hay un hombre que se aprovecha del trabajo gratuito hecho en casa y que no mueve un dedo para reivindicar la igualdad de derechos laborales de la mujer.
Por cada mujer que desconoce los mecanismos de un automóvil, hay un hombre que cuando llega en coche a casa tiene mesa y mantel puesto.
Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que tiene miedo de perder su lugar privilegiado ante ella.
Por cada mujer que es víctima de violencia en el hogar, hay un hombre que la ejerce y lo niega, presentándose como víctima de las «provocaciones» o el «abuso psicológico» femeninos y muchos otros que miran hacia otro lado en un silencio cómplice.
Por cada mujer que confía en que los hombres quieren la plena igualdad de derechos, hay cientos de hombres confiando en que «todo cambie un poco para que todo siga igual». 

Canción para este libro: The chain de Fleetwood Mac, la escuché en una escena específica de Los Guardianes de la Galaxia vol. 2, no diré cual porque sería spoiler, pero el "if you don't love me now, you will never love me again" usado como fue usado me llegó mucho y me rompió el kokoro. Igual que este libro, y fue lo que escuché para terminar el libro y mientras escribía la reseña. Y eso iba a ser todo, pero me dije: a la mierda todo que soy feminista y quiero reafirmarme así que les dejo también: Non, je ne regrette rien de Edith Piaf, que me parece todo un himno feminista, vamos que el feminismo nace en La France y pues que no me arrepiento de nada. Además lo considero mi himno particular, con todo y que es lo que quiero que se ponga de fondo musical durante mi funeral. 

Comentarios

  1. ¡Hola! Antes no estaba segura de leer este libro (porque ahora hay muchos sobre este tema y algunos parecen ser muy generales), pero tu reseña me convenció. Muy buena reseña.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. @Yani, ¡no sabía que estabas también en blogger! Que gusto saber por estos predios. Te digo este libro es muy bueno para empezar, si tiene sus fallas, como lo de que está muy centrado en España, pero si pasa por muchos temas y está muy completo y te deja muchas referencias para saber hacia donde dirigirte a continuación.

    ¡Gracias por pasarte, en seguida me voy a cotillear a tu blog! :D

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo a blogger y lo primero que me veo es esta reseña (vale, puede que lo primero que viese fueran tus notificaciones más recientes pero tu ya me entiendes). Me levanto y la aplaudo porque dices verdades como puños pero como tu dices el feminismo tiene que ser interseccional porque sino no es feminismo. Además las españolas al hablar de gente privilegiada los hombres) tenemos que ser consientes de que nosotras también lo somos por nacer en un país del primer mundo (lo que es para mi debatible en ciertas cuestiones) y por ser blancas (que no quiere decir que todas las españolas sean blancas pero es un mayoría). Por tanto tenemos que englobar a todo el mundo o no seremos feminista porque no obraríamos con igualdad con mujeres que en muchas ocasiones sufren por lo heredado de la conquista (o invasión, como quieras llamarlo).
    Como he dicho, un aplauso para ti.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno verte de vuelta, se te echaba mucho de menos la verdad ;)

      Eliminar

Publicar un comentario